Llamado

LLAMADO DE DIOS A DAVID

Dijo Dios a Samuel: "Hasta cuándo vas a estar llorando por Saúl? Yo lo he rechazado. Vete a Belén a casa de Jesé porque he elegido a unos de sus hijos. Allí unirás aquel que yo te diga".

Fue Samuel a Belén a casa de Jesé. le presentaron al hijo mayor, Samuel creyó que era éste el elegido pero Dios le dijo: "Note fijes en su apariencia ni en su gran estatura pues no es ese el elegido".

La mirada de Dios no es como la de los hombres. Estos se fijan en las apariencias, pero Dios se fija en el corazón y en lo que cada uno es interiormente. Le presentaron los siete hijos de Jesé, pero samuel dijo:"A ninguno de estos ha elegido Dios. ¿No tienes más hijos?" Jesé respondió: "Todavía queda el más pequeño que está cuidando el rebaño".

Por orden de Samuel mandaron venir al joven y cuando David llegó, le dijo Dios al profeta: "Éste es, úngelo con aceite santo".

Samuel lo ungió con aceite bendito y desde entonces vino David el Espíritu del Señor.
(1 Sam. 16).