Televisión

tv

La revolución tecnológica y los procesos de globalización conforman el mundo actual como una gran cultura mediátrica. Esto implica una capacidad para reconocer los nuevos lenguajes, que pueden ayudar a una mayor humanización global. Estos nuevos lenguajes configuran un elemento articulador de los cambios en la sociedad.

Como Religiosas de la Comunicación Social, estamos llamadas a presentar el mensaje de Dios con los medios que tenemos a nuestro alcance. Aunque ellos no son el fin, son instrumentos que el Señor ha puesto en nuestras manos para darlo a conocer a Él.