Presencia en el Mundo

Fieles a nuestra vocación particular y atentas a la primera intuición del fundador, comunicar la buena nueva a las gentes por medio de la PALABRA IMPRESA, queremos realizar nuestra misión sin perder de vista la renovación y adaptación de este carsima, atendiendo a los signos de los tiempos y a las necesidades de la Iglesia.

LAS MAQUINAS IMPRESORAS SON NUESTROS PÚLPITOS.