Celo Apostólico

El Padre Emilio Sotomayor Luque fue el apóstol por excelencia, predicador sencillo, misionero abnegado, director espiritual lleno de celo y de prudencia, que supo pasar de la acción a la contemplación con una naturalidad extraordinaria, porque la base de su espiritualidad estaba fundamentada en sólida virtud.

Supo sufrir sin demostrarlo. Encontró tiempo para todo, en medio de los muchos trabajos de su ministerio. Fue misionero, apóstol de la prensa y fundador. Cultivó su espíritu basando siempre su predicación y sus cartas en la Sagrada Escritura y citas de los Santos Padres.