¿La Vida Religiosa? NO vale la pena

La Vida Religiosa es un gran don proporcionado por Dios a mujeres y hombres que  hoy muchos no imaginaron formar parte de la gran y variada familia  Consagrada.

¿Pero... vale la pena ser religiosa (o) y seguir a Cristo en pleno siglo XXI?

 

Definitivamente, NO vale la pena  para aquellos jóvenes que hoy en día se acobardan   antes las propuestas extraordinarias que Dios  hace; que es ir contracorriente en una sociedad de consumo, lleno de placeres, indiferencia ante las necesidades del otro, egocentrismo y un sin fin de ofertas que hace el mundo de hoy opuestas a la verdadera felicidad.


La Vida Consagrada es para hombres y mujeres valientes, decididos a dejarlo todo por Aquel que antes lo dio  primero y que sin mirar la pequeñez, los pecados, llama con amor, porque quiere que el hombre de hoy coopere en su obra salvadora, e invita a abandonar todo lo que es pasajero para tomar lo que es realmente eterno y así poder decir con radicalidad

        ! SI SEÑOR. AQUI ESTOY!  !Lo dejo todo por TI que eres Todo y más!.


       Yo decidí y Tú?. Asume el reto.

                  VALE LA PENA. 

38661_1445311425848_5238233_n