¡Qué bonita eres María!

 paz_editado1


¡Qué bonita eres María!

Con tan solo ver tu rostro, me elevas al cielo y me permites contemplar la grandeza del Creador.

¡Qué bonita eres María!

Porque el Señor te eligió para ser no solo la Madre de Jesús, sino para ser la Madre de todos. Mi madre y amiga.

¡Qué bonita eres María!

Porque en cada prueba vivida supiste mantenerte firme; sin desmayar  y hoy me acompañas en mi camino de fe.

¡Qué bonita eres María!

Tu sí me anima constantemente a perseverar y ser fiel al llamado que un día me hizo el Señor.

¡Qué bonita eres María!

Por los dones con los que el Señor te adornó y los colocastes al servicio de todos y hoy simplemente me dices; sé la servidora del Señor.

¡Qué bonita eres María!

Porque en mi caminar siempre me acompañas y estarás conmigo hasta llevarme a la eternidad.

¡Qué bonita eres María!

Porque simplemente eres María, la Madre de mi Creador.  

Autor: H. Ana Silva