Amor a la Iglesia

El amor del Padre Emilio a la Iglesia es una nota que destaca su espiritualidad.  Su amor sin límites lo llevó a servirla con fidelidad, más allá de toda prueba y contradicción.

El Padre Emilió amó a la iglesia, más que con las palabras, con las obras; se consideró feliz de poderla servir. El hubiera querido librar siempre las batallas de la fe, defender la iglesia en las embestidas del error y del mal, extenderla por todos los rincones del mundo; empeñar en eso su palabra, su honor, su vida misma. la Iglesia fue el motivo de su celo admirable y la razón para fundar la congregación de las Religiosas de la Comunicación Social.